Historia / Consultorio

Historia
Los orígenes de los “Consultorios de Niños de Pecho y Gota de Leche” se remontan al siglo XIX en Francia y son varias las personas y los momentos claves para su impulso.

La primera consulta de maternidad que se conoce es la del Hospital de la Caridad de París, abierta en 1892 por el francés Pierre Budin. Además de esta consulta, en la que se examinaban y pesaban semanalmente a los lactantes, Budin crea una escuela para madres en la que se enseñaba cómo cuidar al niño.

A su vez, el Dr. Variot, profesor de Pediatría del Hospital de Niños de París y encargado del Dispensario de niños pobres de Belleville, crea una consulta para lactantes en la que atiende a madres que no pueden amamantar a sus hijos, ofreciéndoles como alternativa la lactancia artificial.

Por su parte, el Dr. León Dufour, de Fecamps (Francia) organiza la “Gota de Leche” para ofrecer alimentación artificial que pagaban las madres en función de sus posibilidades. Precisamente, esta denominación de “Gota de Leche” se le atribuye a una poesía del poeta romántico Alfred de Musset (1810-1857).

Así, a finales del siglo XIX hay constancia de que existían instalaciones en las que la leche era tratada en laboratorios y esterilizada en autoclave durante 15 minutos, a una temperatura entre los 105 y los 115ºC.

En España la llegada del primer Consultorio de Niños de Pecho y Gota de Leche no se hizo esperar. Fue Rafael Ulecia y Cardona (1850-1912), quien lo hace el 22 de enero de 1904 en Madrid. Para ello, viajó hasta París y Belleville para conocer de cerca el consultorio y el dispensario, respectivamente, con el objetivo de traer hasta su Institución las técnicas de “maternización” de la leche de vaca por medio de desnatadora, centrifugadora y esterilizadora.

Gracias a esto, podemos decir que Ulecia es el introductor en Europa de este tipo de establecimientos, reconocido como tal en el “Congreso Internacional de Gota de Leche”, celebrado en Bruselas en 1907. Si bien, existe el precedente del Dr. Francisco Vidal Soares, que desde 1890 atendía en Barcelona un consultorio gratuito para niños de pecho, a los que dispensaba leche esterilizada y harina, y verduras y pan a los menores de 13 años.

La idea de crear nuevos Consultorios de Niños de Pecho y Gota de Leche se extenderá a numerosas ciudades españolas, como son: Sevilla (1906), Bilbao (1906), Málaga (1906), Valladolid (1911), Granada (1916), Córdoba (1916), Salamanca (1919), Ciudad Real (1921) y Huelva (1922).

Creación del Consultorio
A principios del siglo XXI un grupo de personas, encabezadas por los médicos: D. Ciriaco Esteban, D. José Román Chico y D. Jerónimo Oliveras Piscol, inician una serie de reuniones para crear una Institución que contribuya a reducir la mortalidad infantil y ayude a la población infantil más desfavorecida en Sevilla.

Pronto comienzan a moverse estableciendo contactos con personas del ámbito privado (influyentes económica y socialmente), así como con ciertos poderes públicos. Realizan peticiones, abren suscripciones, organizan actos benéficos y se apoyan en campañas de la prensa local.

Como resultado de las diversas gestiones consiguen alquilar un modesto local para convertirlo en consultorio, situado en la calle sevillana Amor de Dios nº 28, quedando inaugurado el 8 de enero de 1906 como Consultorio de Niños de Pecho. En este centro se pretendía favorecer la lactancia materna e informar sobre el cuidado del niño.

Unos meses más tarde se formaría la primera Junta General Facultativa para darle legalidad, y poco a poco ir ampliando los servicios. Así, en las consultas se reconocía, pesaba y estudiaba el estado nutritivo de los niños semanalmente y se ofrecía consejos sobre alimentación e higiene, además de proporcionar la correspondiente medicación y alimentación.

Años más tarde, el área de atención se amplía hasta la mujer embarazada, albergando la “Mutualidad Maternal de San Román”, en la que se controlaba el embarazo.

En los años 30 e instalados ya en la actual casa, el consultorio ofrece diversos servicios, tales como: odontología, otorrinolaringología, radiología y radioterapia, atención a enfermedades oftalmológicas, del corazón y las relacionadas con el sistema nervioso, además de disponer de un laboratorio de análisis clínicos, sala de Rayos X y consultas de Embarazadas y Puericultura Intrauterina. También, cabe destacar que en esa década la Institución comienza a colaborar con la Dirección General de Sanidad en distintos servicios provinciales de Higiene Infantil.

En los años 60 y favorecido por los cambios producidos en la sociedad y las nuevas necesidades, tiene lugar una serie de modificaciones en el cuerpo interno de la Institución, así como en la actividad asistencial y del reglamento. De este modo, la Junta Administrativa se transforma en Patronato y se define de nuevo su misión.

Veinte años después se replantea la necesidad de volver a la labor asistencial de los inicios y cubrir las necesidades reales de la época. En esta línea, se crea un Convenio con la Diputación de Sevilla para establecer en la casa una “Unidad de Acogida” para menores con problemas sociales.

La adecuación de la Gota de Leche a las nuevas realidades de finales del siglo XX, comienzos del XXI, no sólo de las necesidades de la Infancia sino además de la adecuación legal de la misma, dio lugar a la creación de la Fundación que, al amparo de la Ley 30/1994, permitiera continuar la labor de protección y ayuda a la infancia.

La última Junta de la Gota de Leche (reinscrita como Centro de Estudios del Niño, Antigua Gota de Leche), presidida por el Dr. Manuel Sobrino Toro, promovió la creación de la Fundación Gota de Leche, que quedaría constituida en octubre de 1998 mediante escritura pública.

Así, la Fundación Gota de Leche resurge como heredera legal y continuadora del Consultorio de Niños de Pecho y Gota de Leche, y lo hace con nuevos frentes de atención:

  • Intervención en menores en riesgo pediátrico social
  • Sensibilización y defensa de los derechos de la infancia
  • Actividades docentes e investigación
  • Consultoría de la infancia
  • Cooperación para el desarrollo de los países en vías de desarrollo